EL TENIS EN SILLA DE RUEDAS

El tenis es una disciplina deportiva que ofrece muchas bondades a quienes lo practican. Es un deporte para toda la vida ya que puede practicarse a lo largo de la vida sin muchas limitaciones pues para jugarlo sólo se necesita de un compañero o compañera para hacerlo. A nivel de la FIT existe un ranking mundial de veteranos, por edades, cuyas categorías más “veteranas” son 75 años y mayores en damas y 85 años y mayores en caballeros.

Además, el tenis es un deporte que sirve para forjar relaciones personales muy buenas. Eso lo puede constatar cualquier aficionado a la práctica de este deporte que es capaz de pasarse una mañana o una tarde completa jugando y departiendo con los compañeros y compañeras de juego.

 

Para la salud es excelente pues al jugarlo se requieren los sistemas anaeróbico y aeróbico para la producción de energía, ayudando a mantener un corazón fuerte y grande. Además, jugarlo divierte.

El tenis en silla de ruedas es otra maravillosa faceta de este deporte ya que por las reglas del juego, integra a personas con discapacidad. La única diferencia en las reglas es que la persona en silla de ruedas tiene la opción de dejar que la pelota rebote hasta dos veces. Esa característica de las reglas permite que en una cancha de tenis jueguen como compañeros o contrincantes un tenista regular con uno en silla de ruedas. Y esa riqueza de integración social, el tenis es uno de los pocos deportes que la permite.

La literatura del deporte adaptado enseña que las discapacidades existen porque las estructuras arquitectónicas del entorno las imponen. Si las ciudades y sus espacios fueran todos construidos con rampas en lugar de gradas, las personas en silla de ruedas, por ejemplo, no tendrían limitaciones para moverse sin temores reales de caerse o de no poder avanzar.

El tenis es un deporte que elimina barreras. De allí que el tenis en silla de ruedas sea una opción tan positiva para las personas con discapacidad en los miembros inferiores. Les ofrece la actividad tan necesaria para su salud física y mental, les permite socializar, competir y divertirse sanamente en condiciones iguales.

Los países miembros de COTECC han comenzado a avanzar en la práctica de esa modalidad. México y Puerto Rico llevan ya muchos años jugándolo y promoviéndolo. El Salvador se sumó hace 4 años, Barbados hace 2 años y Guatemala hace 1 año.

Es importante que todos los países miembros de COTECC nos motivemos y nos movamos para hacer crecer el tenis en silla de ruedas. Comenzar programas de desarrollo tiene sus retos pues hay que hacer adaptaciones arquitectónicas que permitan la circulación de los atletas en silla de ruedas en las instalaciones de tenis. Y hay que hacer una inversión inicial en por lo menos dos sillas para arrancar. Con eso, lo que sigue es voluntad y deseos de hacerlo crecer. Además, la FIT tiene publicaciones muy buenas en diversos idiomas para entrenadores y atletas que ayudan a comenzar y avanzar con un programa de entrenamiento.

Motivamos a todos los países de COTECC a incursionar en el maravilloso mundo del TENIS EN SILLA DE RUEDAS!!!!!

 

Si desean información sobre esta modalidad de tenis, pueden encontrarla en el sitio web de la FIT http://www.itftennis.com/wheelchair/home.aspx